Centro Educativo, Sarriguren

Un espacio central organiza los diferentes usos y se convierte en el núcleo vital del proyecto.
El vacío resultante de la composición de los volúmenes construidos se convierte en el eje vertebrador y comunica los distintos módulos del centro educativo.
A su vez, el proyecto se cierra al Norte para abrirse al Sur, desintegrándose en esta dirección, perdiendo parte de su gran escala según se acerca a la ciudad y permitiendo al mismo tiempo que la naturaleza penetre entre los edificios hasta llegar al espacio central.
El acceso al centro, por su lado Este, está presidido por el edificio Iglesia, que da la bienvenida al visitante y por el bloque administrativo y residencial, que acompaña al mismo hasta la entrada.
Una vez superado el filtro de la entrada, el usuario alcanza la mencionada plaza central desde la cual se dirige hacia cualquiera de los espacios del proyecto.
El conjunto queda dividido en 2 partes Este-Oeste, una zona deportiva por un lado y otra académica por el otro.
Un edificio a medio camino entre un centro escolar y una universidad, con un programa más variado de lo habitual y pensado desde una escala de ciudad, buscando crear espacios de interrelación de los usuarios e intentando centrar la atención del proyecto en los mismos, provocando que sean los vacíos y no los “llenos” los que se conviertan en los protagonistas.


AutorGarmendia Cordero ArquitectosColaboradoresTCGA arquitectos • EIPASituaciónSarriguren, NavarraSuperficie2013