64 alojamientos dotacionales, Ortuella

Desde el “Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco” se pretende desarrollar el estudio previo de implantación de 60 alojamientos dotacionales en la parcela situada en el número 22 del barrio de Bañales en Ortuella (Bizkaia).

Dicha parcela se encuentra ubicada al noroeste del municipio de Ortuella, en el límite entre el núcleo urbano y la zona minera e industrial, de gran peso e importancia para la localidad.

El solar es irregular, de forma trapezoidal y con un desnivel importante. Bordeado por una carretera en sus límites Norte, Oeste y Sur carente en parte de acera peatonal.

Dentro de esta parcela, se encuentra la conocida como “Casa del Médico” en estado de semirruina, una construcción interesante del siglo XIX que en la actualidad sólo mantiene los muros exteriores. Tanto la cubierta como la estructura interior no se encuentran en funcionamiento.

En este estudio previo se pretende proponer la incorporación de esta mansión a fin de recuperar y poner en valor la misma.

Tras el análisis de la parcela y su contexto y habiendo estudiado la información previa aportada por Gobierno Vasco, la propuesta se desarrolla bajo dos premisas básicas: implantación no invasiva y sostenibilidad constructiva y económica.

Implantación no invasiva:

La parcela sobre la que se actúa se encuentra en su mayor parte rodeada de viviendas aisladas o adosadas de baja altura, suponiendo el final del núcleo residencial de Ortuella antes de introducirse en la zona industrial y minera. Al mismo tiempo, el programa requerido supone un cambio de escala importante en relación a este entorno inmediato, con el impacto urbanístico que esto puede llegar a suponer.
Es por ello que, desde un principio, se analizó la solución desde un punto de vista de desfragmentación, para tratar de reducir ese impacto visual, convirtiendo la actuación en lo menos invasiva y más ligera posible.

Del mismo modo y, en la misma línea de lo anterior, la implantación de las edificaciones pretende referenciar las formas tan características de las enormes canteras próximas, absorbiendo también razonamientos funcionales utilizados en estos casos.
Mediante estas decisiones formales en planta y sección lo que se pretende es que la colocación de una edificación de volumen importante acabe integrándose de la mejor manera posible en su contexto inmediato e histórico.

Sostenibilidad constructiva y económica:

Derivado de la implantación formal arriba comentada, se aprovecha esta para llevar a efecto una intervención lo más superficial posible, amoldando la nueva volumetría a la orografía existente, suponiendo esto un impacto medioambiental y económico mínimos al reducir excavaciones y movimientos de tierras.
La construcción se apoya en la medida de lo posible en el terreno y, al mismo tiempo, se plantea un levantamiento mediante módulos prefabricados, lo cual nos genera aún una mayor rentabilidad económica y medioambiental, aportando además al conjunto una capacidad de crecer o decrecer de manera natural y sencilla, ya sea en proyecto o una vez finalizadas las obras.

Del mismo modo, dentro de la actuación se plantea la recuperación de la mayor parte de las preexistencias. Se mantienen los muros que se pueden mantener, reutilizando en el resto de los casos la piedra para levantar unos nuevos y se incorpora la casa del Médico al proyecto, manteniendo su estado actual para introducir en ella los mismos módulos del resto de proyecto.

En lo referente a urbanización, se adecua el exterior de la parcela para dar continuidad peatonal a la acera existente, aprovechando la parte del solar derivada de un antiguo edificio derribado para implantar una zona de aparcamiento que no resulte invasiva para los alojamientos dotacionales.
Dentro de la zona privada, se plantea la unión de cada alojamiento mediante pasarelas cubiertas exteriores así como diferentes espacios que van salvando el desnivel existente, generando zonas de distintas características que aportan al conjunto dotacional una riqueza espacial y funcional que genere interrelaciones entre los usuarios.
Se prioriza mantener zonas verdes, creando solamente las plataformas pavimentadas necesarias para conectar cada nuevo volumen entre sí, con los dos accesos existentes, en la zona norte, oeste y sur así como la conexión con el edificio existente.

Del mismo modo, en el edificio existente se plantea la inserción de idénticos bloques prefabricados en su interior, saneando los elementos que se mantienen en pie lo cual busca otorgar una importante presencia a “la ruina” al mismo tiempo que se consiguen ventajas económicas en su inserción al conjunto.

En cuanto al funcionamiento peatonal del conjunto, se solventa la accesibilidad de los alojamientos mediante una entrada adaptada en el lado oeste de la parcela desde la acera existente. La conexión entre los 2 volúmenes, planteados en diferentes cotas por las razones antes mencionadas, se genera mediante una rampa y, al mismo tiempo, cada uno de los volúmenes cuenta con un ascensor que da acceso a cada pasarela, resolviendo así la comunicación vertical mecánica con sólo 2 elevadores.
Todo el tráfico peatonal ocurre en el espacio entre las dos pastillas de alojamientos, atravesando éstas de oeste a este para acabar cogiendo de nuevo la cota del exterior de la parcela en su lado norte. Se plantean también escaleras de conexión entre pasarelas a diferentes cotas, siempre mediante una construcción ligera que consiga que todo el conjunto parezca lo menos denso posible.


PromotorGobierno Vasco "Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda" AutorGarmendia Cordero ArquitectosSituaciónOrtuella, BizkaiaAño2018